domingo, 6 de mayo de 2012

Las musas de darwin

 En el libro Las musas de Darwin de José Sarukhán, se nos narra a detalle toda la formación de las ideas Darvinianas. Empieza el autor por explicarnos un poco sobre los hechos que anteceden a sus descubrimientos, el escenario intelectual, los inicios de la Biología desde Empédocles y Aristóteles (primeros en hablar de un posible origen de las especies), pasando por el creacionismo y sus variantes, el progresionismo, los pensamientos teológicos y su influencia, hasta los hombres predarwinistas como el conde de Bufón y Lamarck.
 A pesar de esto es importante mencionar que las Musas de Darwin no sólo es un texto informativo en el cual se nos llena de datos. También nos ayuda a ver a Darwin desde una perspectiva mucho más humana que la ya estereotipada de cualquier gran científico: alguien que jamás titubea ni pasa por tribulaciones, completamente seguro de sí mismo, sin cometer errores y con un camino impecable. Se podría decir que le da un giro interesante a lo que fue la Historia, porque al verlo como un ser humano cualquiera el lector se puede ver identificado y, quien sabe, quizás incitarlo a seguir un camino similar al de Darwin. Además, se incluyen datos interesantes para fundamentar esto. Por ejemplo, se menciona que el propio Darwin fue influido por los granjeros y agricultores de su época. Es importante considerar que nació en plena revolución industrial en Shrewsburry, Inglaterra, una población rural. Debido a esto siempre estuvo en contacto con la naturaleza y sintió una fascinación por ella desde temprana edad. Estuvo familiarizado con distintas plantas y animales, junto con sus comportamientos y la diversidad de formas generadas en ambos. Me parece increíblemente importante para el libro el hecho de que algunas partes están inclusive escritas a manera de narrativa, un ejemplo claro de esto es: ”Charles comenzó a desempacar la pesada maleta de cuero que su padre le había regalado algunas navidades atrás; extrajo sus robustos zapatos de campo y varios utensilios de su profesión, que había envuelto cuidadosamente entre su ropa…” (Sarukhán,1988, 43). Considero esto de gran importancia debido a que no sólo mantiene al lector interesado en continuar la lectura, sino que además nos da una perspectiva mucho más realista y adecuada de las circunstancias que se vivieron en ese tiempo. Me agrada que el autor no cae jamás en la ambigüedad sino que siempre, con precisión admirable nos detalla todo tipo de sucesos.
 Por otra parte, me pareció interesante aprender, por ejemplo, que bajo ciertas circunstancias sí es posible controlar la evolución. Al llevar a cabo la selección artificial se tiene como objetivo intentar mejorar las características y los cambios que van a ocurrir en el organismo.
 Es casi impresionante que todas las ideas que en un momento se nos hacen las mejores sean tan solo las cosas mas obvias que podemos pensar en otro momento. Y por esto mismo no ha sucedido pocas veces que personas diferentes en condiciones totalmente diferentes pueden llegar a las mismas conclusiones con experimentos similares. También las ideas evolucionan, se hibridizan, se plantean de diferentes formas y forman otras nuevas y mas complicadas. Esto es sencillo de pensar, pero cuando uno quiere lograr poner en práctica esto resulta algo difícil pues uno muchas veces no confía en sus propias relaciones mentales.
 El progreso de la biología depende en gran medida del desarrollo de conceptos en los que expresan usualmente los biólogos sus generalizaciones. Es por  eso que Darwin puede ser considerado todo un genio. Pero algo que tuvo mucha importancia en esto de sus ideas fueron los pensamientos religiosos que fueron muy influyentes en esa época y que fueron tan difíciles de cambiar en la mentalidad de la gente, pero no estuvo solo, ya que el creacionismo era cada vez menos satisfactorio. Podríamos decir que estuvo en el momento correcto en el lugar correcto, y que simplemente fue cuestión de suerte, sin embargo era un hombre de grandes capacidades tanto científicas, intelectuales y humanas.  De Darwin debemos aprender como cada persona en su vida le dejo algo que le sirviera, un simple granjero no fue poca cosa para él.
 Pero entonces cabría preguntarnos, ¿qué fue lo que hizo de Darwin el gran científico y genio al que conocemos? Los puntos fuertes de Darwin para poder llegar a ser un hombre de renombre no fueron tan sencillos. Podríamos mencionar demasiados: su espíritu aventurero (pues no cualquier persona se lanzaría al mar a un viaje de esas magnitudes basándose en una hipótesis o quizás en una corazonada), su apego a sus convicciones, su humildad (nadie daría hipótesis sobre un tema que es su fuerte y aceptaría tan fácilmente estar en un error al otra persona hacer conclusiones sobre el mismo tema), un golpe de suerte, el azar (haber vivido en una zona rural), al haber mandado todos sus descubrimientos a los museos nacionales sin importar los superior del museo de historia natural de Francia, la gente con la cual se relacionaba y sus maestros, (pues siempre estuvo rodeada de la crema y la nata de lo que se refiere al campo de la investigación biológica, un muy buen ejemplo puede ser Lyell), sus influencias, etc. Sea como fuere, lo importante aquí es que Darwin trasciende hasta nuestros tiempos y vino para revolucionar al mundo con sus ideas y descubrimientos.
      Su viaje en el Beagle es sin duda alguna su mayor logro pues con solo haber estado unos cuantos años en este largo recorrido por el mundo, pudo seguir recogiendo los frutos de sus investigaciones a bordo hasta el final de sus días. Esta fue realmente su gran oportunidad y lo que lo llevó a sus descubrimientos y posteriormente a escribir libros trascendentísimos en nuestra historia. Darwin acepto de muy buena forma los innumerables cambios que se presentaron en su camino por la vida y es por esas mismas decisiones por las cuales lo conocemos ahora. Era un hombre que no se conformaba con lo existente, sino que siempre se preguntaba y analizaba todo lo que a su alrededor se encontraba. Leía todo lo relacionado a su campo y un poco mas, y con esto comparaba sus ideas con las de los demás, estando siempre en constante innovación y, ¿por qué no? En evolución.
 El conocimiento que nos dejo Dawin sobre la diferenciación de las especies no es todo en si, pero si fue una de las mas grandes e importantes contribuciones que ha tenido la humanidad en lo que es este conocimiento, es por eso que Darwin es y seguirá siendo estudiado por las generaciones venideras. Esto lo podemos decir gracias a que él no dejaba nada a la ligera, todos sus conocimientos los ponía en papel y los publicaba para darlos a conocer. Fueron bastantes sus publicaciones y de muy diversos temas, algunos fueron bien recibidos por la gente y otros no tanto, pero Darwin no se dio por vencido y siguió aportando mas y mas.
 El haber leído este libro puede ser tomado como un camino a seguir. Con esto no me refiero a seguir los pasos de las ciencias biológicas, sino aplicar las decisiones y los métodos tomados por Darwin para lograr su propio éxito. Darwin siempre había sido conocido por la mayor parte de la gente solo por sus ideas, mas no por su persona en si, esto nos hace conocerlo más como un ser humano y verlo mas cerca de nuestro mundo y de nuestra realidad. El aproximarnos a los errores y tropiezos de una eminencia de la Biología nos hace darnos cuenta de la dificultad del camino a seguir, sin embargo, definitivamente a la larga los esfuerzos nos serán redituables y muy provechosos.

1 comentario: